Cómo hacer una rueda de enfoque

La rueda de enfoque es una forma superefectiva de enfocarte en lo que querés atraer a tu vida. También es muy útil para definir mejor qué es lo que querés (y qué no querés) con respecto a determinados temas. Tener en claro qué queremos es fundamental para llegar a nuestra meta. Es simple: si no sabemos bien a qué puerto queremos llegar, vamos a pasar un buen rato navegando por el océano, sin rumbo fijo.

Esta técnica aparece en el libro “Ask and It Is Given”, de Abraham Hicks (pueden descubrir quién es acá). El libro está solo en inglés, y se los recomiendo muchísimo. La versión de ebook está a muy buen precio. Para escuchar todas las técnicas en español, tienen la opción de comprar el Cuaderno de trabajo (¡se puede descargar el audiobook gratis!).

 

CÓMO SE HACE

Pensá en qué tema te querés enfocar

¿Trabajo? ¿Salud? ¿Futuro? ¿Pareja?
Pensá en qué tema necesitás establecer objetivos o hacer algunos cambios para sentirte mejor. Una vez que hayas decidido en qué vas a trabajar (tu intención), hacé lo siguiente:

Dibujá esto en una hoja de papel
(Puede tener menos divisiones)

rueda

Completá los espacios con afirmaciones afirmativas y en presente

• En el centro, escribí la afirmación principal. Pensá bien qué es lo que querés. No hace falta que pongas muchos detalles. Enfocate en cómo te querés sentir. Por ejemplo:
a)  Estoy saludable y llena de energía.
b) Tengo plata para hacer todo lo que quiero, como quiero.
c) Mi trabajo me hace sentir pleno.
d) Amo y soy amada.

• En los espacios de alrededor, escribí afirmaciones relacionadas con la principal. Todas tienen que ser afirmativas y en tiempo presente. Por ejemplo:
a) Mi cuerpo funciona a la perfección.
b) Puedo comprarme todo lo que me gusta.
c) Recibo cada lunes con alegría.
d) Tengo una relación sana.

Releé todo y dejate sentir

A medida que vayas pensando en las afirmaciones y escribiéndolas, vas a ir sintiendo cómo cambia tu energía.
Cuando hayas terminado, releélas una por una, cuantas veces lo necesites. Vas a sentirlas en el pecho y en todo el cuerpo. Tal vez, llores. Dejate sentir. No atraemos con las palabras, no atraemos con los pensamientos: atraemos con la vibración de los sentimientos.

 

UN EJEMPLO CONCRETO

Para darles un ejemplo, elegí el tema del trabajo, porque sé que le interesa a muchas personas. Noten que no escribí cosas demasiado concretas; la idea es enfocarnos en cómo nos queremos sentir. Además, tenemos que escribir afirmaciones creíbles para nosotros, para que despierten sensaciones posibles y potentes.

IMG_20181026_154405654

 

Cuando termines la rueda de enfoque y la releas varias veces, te vas a sentir bien de forma instantánea. Además, te va a ayudar a aclarar tus objetivos, y probablemente te incentive a tener buenas ideas de cómo podés alcanzarlos.
Vas a tener más en claro qué no querés y qué sí querés, por qué lo querés y cómo podés llegar a eso.
Probalo, lleva un ratito y no tenés nada que perder, ¡pero sí mucho que ganar!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s